salí a buscar un poco de fe
installation

 

 

 

 

 

botiquines de madera intervenidos conteniendo goteros intervenidos

 

Exhibited in Galería Belleza y Felicidad
Solo show
Curator: Cecilia Pavon & Fernanda Laguna
Catalog - Text by Patricia Rizzo
Buenos Aires - 1999

 

"Medicinas para el alma"
Voluntad, Fe, Perseverancia, Indiferencia, Valor, Entusiasmo …
La instalación realizada por Marula Di Como presenta una serie de pequeñas cajas -botiquines-, que ofrecen éstos y otros componentes contenidos en goteros. Las sustancias que se anuncian integran una variante de "medicinas" cuya combinación es necesario poseer al intentar abordar la realidad que nos circunda. Sobrevivir, sobrellevar. Pero cual ingrediente usar y en qué dosis? Más Perseverancia que Fe? Más talento que Entusiasmo? Cualquier alteración producirá a su vez un cambio en el resultado de cada combinación, del mismo modo que cada necesidad se saciará con diferentes mediciones. Desde su real significación, los goteros representan la necesidad de la existencia de una guía que nos permita hallar algún sendero, así sea imaginario. De alguna manera todo ser busca hallar iluminación, sentirse menos extraviado ante el grado cero de conocimiento que poseemos ante la incertidumbre. ¿Cómo resolver cada situación que se nos presenta con sabiduría? Cada instante esconde una nueva incógnita. Estamos solos ante lo real, lo inmediato, no del todo descifrable como ocurre con el misterio de todo lo cotidiano, hasta lo más trivial. La presencia virtual de cada ingrediente nos induce a reflexionar sobre nuestro evidente extravío y dispersión: no hemos hallado el conocimiento para utilizarlos. Ignoramos como llegar a las recetas posibles. Otros componentes como arrogancia o vanidad acompañan en diferentes dosis las fórmulas que luego descubriremos erróneas y tornan inútiles nuestras aparentes intenciones. El misterio se vuelve muchas veces obvio aunque se encuentre bajo nuestros ojos. ¿Dónde hallar la sabiduría? Renegamos de nuestra soledad para hallarla. La construcción visual de cada botiquín articula un trabajo que encuentra su estabilidad en la armonía que transmite entre revelación y significante. Intenta plasmar así, en una imagen repetitiva, -igual y diferente cada vez- los componentes de una construcción racional que permita la búsqueda de un probable orden. Una revelación que tranquilice la percepción a todos común de desconcierto ante el infinito número de variantes, estructuras, signos y experiencias que constituyen el transcurrir. Con la nómina de sustancias que selecciona y representa, la artista reflexiona personal y colectivamente sobre la intertextualidad y los interrogantes de su tiempo. En grados diferentes de complejidad las sustancias virtuales conllevan asociaciones que debieran resolver desde una crisis interior existencial hasta la impotencia contenida en una realidad coda vez más violenta y abrumadora. La relación entre forma y contenido en los símbolos sugiere también un encantamiento vinculado a una búsqueda cíclica y a la vez permanente entre lo existente y lo realizable. La imposibilidad de un unívoco abordaje tendiente a determinar una combinación o fórmula correcta nos enfrenta a una certeza: carecemos de un orden. Los goteros detentan la búsqueda de la verdadera naturaleza de las cosas. Aunque existe en nosotros su necesidad, la persecución de tal equilibrio nos conducirá a buscar y rechazar a la vez esa probable revelación. Los códigos establecidos por la realidad transmiten implícitamente su cualidad evasiva invalidando así la experiencia que pueda indicar una alquimia factible."
Patricia Rizzo. Curadora.