lab: Mercurio, Molekül, Prisma



 

Mercurio


 

 

Obra

Hay interiores que no podemos visualizar y hay cosas que de tan presentes dejan de estarlo. Los huecos, las cavidades y los marcos pueden ser los recipientes donde almacenar algo pero también los bordes de una lógica que desconocemos. Ver el exterior es un modo de indicar los posibles circuitos. Ahora lo que vemos sucede en un afuera porque algo se ha movido de lugar. Una Obra como una carcasa que investiga.  

Se embala y se despacha

 

 

 

 

 


 

 

Paisaje

En las cosas hay cualidades, propiedades y accidentes, es importante ser preciso a la hora de relacionarnos con ellas. Distinguir estas características es lo que permite establecer una relación individual. La distinción no es sólo un ejemplo de diferencia también puede ser el modo de señalar el carácter de la cosas. Este carácter es a la vez aquello que demarca un Paisaje. 

Se embala y se despacha

 

 

 

 




 


 

Encendedor

Una pintura entendida como un secreto líquido espera ser activada. En este momento no es más que una sustancia monocroma encapsulada en una botella a la espera de adquirir volumen. El simple hecho de beber en un entorno comunitario se convierte en un tipo de arquitectura. Y esto no sucede por un efecto de trasmutación sino porque ciertas acciones construyen espacio. Esta zonas no visibles pero presentes entre nosotros se dan cita a través del color. Acto mágico, dar luz como un Encendedor

Se embala y se despacha

 

 

 

 

 

 





Mercurio
yo como lienzo
objetos y textos del lab

Presentados en el marco de Encabalgamientos, muestra comisariada por Mariano Mayer en torno a la pintura de Guillermo Kuitca, Yo como ángel.
Galería Alberto Sendrós - ArteBA 2011
Junto a las obras de Nicolás Aráoz, Diego Bianchi, Sofía Bothlink, Marula Di Como, Gustavo Di Mario, Matías Duville, Roberto Jacoby, Martín Legón, Catalina León y Marcela Sinclair.

foto: Ivan Mezcua